Lilith: Cuando la justicia es relegada a las sombras

Lilith: Cuando la justicia es relegada a las sombras

Spread the love

En torno a la figura femenina no se puede descartar a un singular personaje, que fue nada más ni nada menos que la primera mujer de Adán y su nombre es Lilith, esta figura puede (y ha sido) interpretada de diversas formas. Lilith ha sido asociada con lo demoníaco y oscuro por haber desobedecido, en pos de hacer justicia para si misma. Pero no necesariamente aquellas y aquellos condenados a la sombra son demonios, debemos tener en cuenta que para que haya oscuridad debe haber luz, y viceversa.

Según estudios, en su mayoría hebreos, se cree que Lilith fue la primera mujer de Adán y según el mito, esta fue expulsada del Edén por haberse negado a cumplir un rol pasivo ante los mandatos de este y por considerar que no debía acostarse debajo de él ya que ambos habían sido creados con el mismo barro. A partir de este hecho, y tras ella conjurar el nombre entero de Dios (algo que parece haber sido sinónimo de quebrantar una rigurosa ley) fue expulsada por los aires y aterrizó a orillas del Mar Rojo.  De esta forma y, ante semejante desobediencia, esta mujer pasó a ser demonio. Si bien la historia es más larga y ha sido interpretada desde distintas perspectivas (religión, mitología, feminismo, etc) me parece interesante analizar y narrar sobre Lilith desde cierto ángulo, por un lado tenemos una mujer que al negarse a ser desplazada a una posición inferior prefirió irse a vivir a la soledad de la orilla de un mar en lugar de quedarse en el paraíso dónde se supone que todo lo tenía, es de gran valor dejarlo todo por no permitir el sometimiento antes que vivir una vida esclava pero llena de cosas materiales.

En el Mar muerto otorgó su sexo a demonios y engendró cientos de hijos a diario quizás por esto se la consideró la madre del adulterio; también parece que por las noches robaba a los niños de sus cunas y los asesinaba; además creó una raza de mujeres las cuales fueron consideradas vampiros y sucubos cuyas armas eran la seducción y el erotismo y que preferían la noche como lugar de residencia (parece que de Lilith procede la palabra laila que significa noche, al menos a eso llegaron los hebreos con su midrash o investigación). Parece que a esta mujer se le han adjudicado las peores acusaciones por el hecho de vivir de forma libre y crear su propia compañía y forma de vida.

Por otra partye, según el mito Dios mandó a tres ángeles en busca de Lilith y estos amenazaron con ahogarla, este singular episodio me hizo pensar en las costureras mártires que murieron incineradas en una fábrica (lo cual dio origen al Día Internacional de la Mujer). Así también pensé en el episodio en el que, según el mito, Eva (segunda mujer de Adán entonces) encuentra y conoce a Lilith en los límites del Jardín del Edén y vio que ella no era ese  demonio del que Adán le habló debido a que encontró en Lilith una mujer semejante a ella, así fue que conversaron y se entendieron a la perfección, esto hizo que tanto Dios como Adán tiemblen ante la sospecha de un nuevo ordén que ambas impondrían.

Mucho más podría analizarse y relatarse en torno a la figura de Lilith puesto que su origen parece no ser hebreo y hay otras culturas que ya la habían nombrado y dado identidad, ademas de las diversas versiones en torno a esta figura. Quizás la postura que tomé puede ser feminista y si bien me pareció interesante el estudio de Judith Plaskow , y es en parte la linea de análisis que seguí, además de lo actual (y no necesariamente nuevo) del tema. En realidad lo que me provocó todo esto que investigué en torno a Lilith fue el hecho de las medidas que se toman contra alguien que decide no perecer bajo la desigualdad, que no todo el que es arrojado a la sombra es un ser maligno necesariamente, y que cualquier semejanza con la realidad, más allá de los limites del tiempo, no es pura coincidencia.

Deja un comentario

Compartir